Gotas

La lluvia real no fotografía.

Es francamente difícil fotografiar gotas de agua que caen.


Jardín botánico, Coimbra. Agosto de 2009.

La cámara de fotos nueva funciona a su aire. Enfoca ella sola lo que quiere, así que el único mérito del fotógrafo es el encuadre. Pero saca las gotas de agua que da gusto.


Washington Square, Nueva York. Junio de 2010.

La cámara antigua tampoco se porta mal. Es un mamotreto, pero le sigo teniendo cariño.


Medusa. Fuente de Apolo, Madrid. Julio de 2010

Hay desenfocados que merecen la pena.


Jardín botánico, Edimburgo. Julio de 2010.

Y la lluvia sí que fotografía. Y yo tenía los pies calados.


Mellerstain house, Escocia. Julio de 2010.

Anuncios

About this entry